Es importante saber cuáles son los beneficios de una alimentación saludable para mantener el cuerpo y la mente fuerte. Proporcionarle las vitaminas, minerales y nutrientes a nuestro organismo generará una sensación de bienestar, además ayudará a proteger tu sistema inmune, evitando malestares y enfermedades; no sólo te sentirás y te verás muy bien, sino que también tendrás mucha más energía para seguir adelante durante todo el día.

Comer sano no es tan difícil como crees, sólo debes comenzar a desarrollar hábitos alimenticios saludables y seguir un plan de alimentación que te ayudará a saber qué comer, cuándo hacerlo y cómo hacerlo, acompañado de la asesoría de un experto en nutrición.

En Cúrcuma creemos que es posible ser saludable y queremos compartirte algunas ideas de cómo lo hemos estado logrando nosotros:

  • Lo primero es que empezamos a llevar una serie de pequeños cambios en nuestros hábitos alimenticios durante un largo plazo, esto significa que nos tomará un tiempo adaptarnos a la nueva rutina. La forma más sencilla es dejar de contar calorías y pensar más en reducir las porciones que nos comemos, combinando alimentos frescos de distintas categorías que suministren los nutrientes necesarios. No te preocupes si no vas muy rápido, acuérdate que por más mínimo que sea el cambio, igualmente le estarás aportando beneficios a tu salud.
  • Comer sano significa comer todo tipo de alimentos con moderación, eligiendo entre todos los diferentes grupos alimenticios que hay. A pesar de que podemos llegar a creer que ciertos alimentos no son buenos para nosotros, lo cierto es que el cuerpo necesita hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y fibras, todos ellos en cantidades moderadas para mantenerse saludable.
  • Tener compañía mientras comemos es más aconsejable que hacerlo solo, pues la comida tendrá tanto beneficios emocionales como sociales que nos permitirán disfrutarla aún más. Si comemos delante del televisor o computador, puede ocurrir que comamos en exceso, esto debido a que estar en frente de ellos, se inhibe la sensación de saciedad lo que hace que ingiramos más alimento. A esto hay que añadir que la comida preferida mientras estamos delante de una pantalla son los snacks o aperitivos que normalmente suelen ser alimentos con un alto contenido en grasas saturadas y calorías vacías que lo único que nos aportan es colesterol sin nutrientes.
  • Además de disfrutar de las comidas saludables, también se deben masticar bien los alimentos. Mientras comemos, es importante estar al tanto de lo que nuestro cuerpo nos está diciendo. Muchas veces la gente come de más a pesar de estar lleno y esta no es la manera correcta y saludable de comer. Tampoco debemos confundir la sed con hambre, pues la mayoría de veces lo que nuestro cuerpo necesita es hidratación y no comida.
  • Por último, nosotros nos hemos propuesto lograr hacer una rutina diaria (por al menos 20 minutos), de ejercicio para darle mayor salud a nuestro organismo. El ejercicio puede ayudarnos a combatir el estrés, la depresión, la ansiedad, mejorar la capacidad para conciliar el sueño, reducir la aparición de enfermedades cardiovasculares, contribuir a la pérdida de peso cuando es necesario, aumentar la resistencia al agotamiento, combatir la osteoporosis, regular el estreñimiento y ayudar aumentar la autoestima.

En definitiva, si llevamos una alimentación balanceada y sana nos ayudará a vernos y sentirnos mejor.