trabajo-caminar-bicicleta-salud-mental

Ir al trabajo en bicicleta o caminando, mejora la salud mental

Un estudio realizado por economistas de la salud de La Universidad de East Anglia, Inglaterra, y el Centro de Dieta y de Investigación de la Actividad (Reino Unido), asegura que ir en bicicleta o caminando al trabajo, mejora la salud mental.

Para su investigación, los expertos realizaron un seguimiento de los datos de 18.000 pasajeros con edades comprendidas entre los 18 y los 65 años durante un período de 18 años. En ellos se destacaban varios aspectos relacionados con la salud mental como la tristeza, el insomnio, los problemas, los ingresos o cambios en las relaciones sociales.

Según muestra el estudio, las personas que dejaron de manejar y decidieron irse a sus trabajos en transporte público, caminando o en bicicleta, sintieron una mejora en su bienestar psicológico y en la capacidad de concentración, generando también un menor nivel de estrés; esto debido a que en el viaje podían relajarse, leer y hasta socializar, cambiando por completo sus rutinas diarias.

 

“Nuestro estudio muestra que cuanto más tiempo se pasa durante los desplazamientos en carro, peor es el bienestar psicológico”, comenta Adam Martin, líder del estudio.

 

La bicicleta ha tomado un valor significativo en la vida de las personas,  pasando de ser únicamente un medio de transporte a una forma de terapia física, emocional y mental. En el momento que se comienza a practicar este deporte, el cuerpo identifica los beneficios que adquiere y empieza cada vez a pedir más tiempo y dedicación.

Entre sus beneficios encontramos que vuelve más positivas y fuertes mentalmente a las personas, aumenta las defensas del cuerpo, mejora el funcionamiento cardiovascular, quema calorías, colesterol y grasas perjudiciales, que en definitiva, son las sustancias que perjudican a nuestro corazón.

Montar en bicicleta es también un deporte beneficioso para nuestro medio ambiente ya que no se producen humos ni efectos contaminantes. Lograr involucrar esta práctica en tu día a día, necesita de fuerza de voluntad y determinación y poco a poco te darás cuenta cómo tu cuerpo te empezará agradecer todos los beneficios que les estás aportando.

No hay que olvidar la importancia de la protección, sobre todo con el uso del casco y la selección de las vías por las que vayas a transitar. De esto depende en parte que tengas una experiencia increíble mientras pedaleas al aire libre y disfrutas el paisaje.

Te invitamos a que oxigenes más tu organismo diariamente optando por caminar o montar en bicicleta hacia tu trabajo u otros lugares que necesites desplazarte y verás cómo tu cuerpo y planeta te lo agradecerán cada segundo.