¿Te ha pasado que cuándo le sonríes a alguien sientes una alegría en tu cuerpo y alma, y hasta te quedas sonriendo por unos segundos más? 

La sonrisa es una extensión más de nuestro cuerpo, es como una pieza de nuestro vestuario que podemos utilizar siempre. Salir de la casa con ella puesta, regalársela a los que se crucen por tu camino e intentar hacer sonreír a otros, son pequeños detalles que pueden hacer una gran diferencia en  tu día.

Aquí encontrarás que rodearte de sonrisas todos los días, alegrará tu cuerpo y alma y te ayudará a vivir mejor.

Entregarle una sonrisa a una persona conocida o desconocida es el mejor regalo que le podemos dar; es desearle felicidad, es transmitirle positivismo, optimismo y ganas de vivir. Para conseguir siempre estar sonriente, intenta levantarte todos los días de buen humor, escuchar la música que más te gusta, tomar un baño fresco que te despierte y comerte un buen desayuno y así tendrás fuerzas y energía para disfrutar el día que tienes por delante.

Sonreir alegra el cuerpo y alma

Sonreír alegra el cuerpo y alma

“Humor y felicidad se asocian a llevarse bien con uno mismo y con el entorno. Para ello importan, sobre todo, el sentido de la vida y las relaciones con los demás. Si uno puede reírse de los impedimentos para ser feliz, es que los puede superar” Afirma la profesora Natalia López Moratalla

Cuando en la vida nos proponemos realizar algún reto, la serenidad, la constancia y la paciencia son buenas bases en las que podemos apoyarnos para conseguir nuestro objetivo; pero es igual de importante mantener una actitud positiva y humor. Está demostrado que la felicidad, la alegría y en definitiva la sonrisa ejerce un efecto placebo sobre nuestro organismo, regulando trastornos y mejorando otros. Siempre intenta rodearte de gente positiva que te transmita calma y pensamientos alegres, busca lecturas, películas y todo tipo de cosas que logren motivarte y animarte.
Reírse es un acto instintivo y natural que beneficia la salud. Diferentes estudios han confirmado que la risa es buena para mejorar la circulación sanguínea y como terapia contra la diabetes o el colesterol. No sólo se ha analizado su importancia a nivel médicinal, también en otros aspectos científicos, cuestionándose ¿Por qué mostramos los dientes cuando lo hacemos? ¿Se hereda la forma de reír o está condicionada por factores culturales? ¿Por qué los humanos sonreímos para expresar satisfacción?

En 2011, se llevó a cabo un curioso estudio sobre la influencia de la risa en el sistema circulatorio. Después de estudiar a 300 personas el profesor de Medicina de la Universidad de Maryland, Michael Miller comprobó que con las películas estresantes los vasos sanguíneos se contraen reduciendo el flujo. Por el contrario, viendo comedias aumentaba el diámetro de los vasos y llegaba más sangre y oxígeno a los órganos y tejidos. Este es solo un ejemplo experimental de cómo afecta el buen humor y la sonrisa al cuerpo humano. http://rpp.pe/vida-y-estilo/salud/importante-conoce-la-importancia-de-la-risa-y-la-sonrisa-noticia-586946

“Tras reírnos, hay un breve período durante el cual la presión sanguínea baja y el corazón se desacelera” Afirma el psicólogo de la Universidad Wisconsin-Madison, Robert McGrath

Cuando sonreímos, liberamos endorfinas que nos hacen sentir más felices y menos estresados. A medida que se incrementan las endorfinas, se reduce el cortisol, la hormona del estrés. Además expande los pulmones, estira y relaja los músculos del cuerpo y estimula la homeostasis; esto ejercita el cuerpo, repone el oxígeno de las células y nos permite obtener todos los beneficios de ejercitar el cuerpo.
La sonrisa es uno de los rasgos más característicos de los humanos y se ha convertido en una de nuestras “tarjetas de presentación”, por esto es que con esta expresión tenemos más posibilidades de atraer personas hacia nosotros, que de alejarlas.

¡Sonríe siempre y sentirás como estás alimentando de alegría tu cuerpo y alma!